Archivo de la categoría: Formas teatrales

Danza Teatro

La definición más generalizada del término danza-teatro (tanztheater) nos remite a la unión de la danza “genuina” y los métodos del teatro creando una nueva, única forma de danza que en contraste con el ballet clásico se distingue por una fuerte referencia a la realidad.

El término ya había sido utilizado por miembros del movimiento expresionista alemán de los años 20 que deseaban distanciarse de las tradiciones del ballet clásico. Rudolf van Laban el teórico más importante de la danza expresionista utiliza el término por primera vez proponiendo un arte interdisciplinario para acceder a una nueva euritmia. El tanztheater acude desde lo formal a la palabra, el canto, la música en vivo, el teatro, el movimiento en su más amplia acepción interpretado por bailarines entrenados, encadenando tiempo, espacio, escenografía, luces, trajes, acciones físicas y vocales, objetos en torno a una reflexión existencial que se traduce en un tema concreto. Generalmente no hay diagrama narrativo, presentando situaciones escénicas referidas a los conflictos humanos y estimulando al espectador a identificarse y reflexionar sobre ciertas líneas de pensamiento.

La danza expresionista alemana -paralelamente con la danza Butoh- reflejó una visión cósmica y espiritual del hombre y el Universo y al mismo tiempo denunció las atrocidades provocadas por la torpeza humana. El dolor fue transformado en una propuesta estética. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Formas teatrales

Mimo

Todos conocemos la importancia que tiene educar  las habilidades verbales pero muchas veces nos olvidamos del valor que tienen las habilidades no verbales de comunicación como medio de expresión  interpersonal. El teatro junto a la expresión corporal tiene mucho que hacer al respecto, pero si hay un género que lidera esta rama es el del MIMO. Nacemos haciendo mímica para satisfacer nuestras necesidades básicas, el lenguaje gestual nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida.  Veamos pues un poco de la historia de esta particular disciplina

Es muy común en nuestras calles, toparnos con jóvenes artistas que permanecen horas y horas inmóviles, aguardando a que los transeúntes depositen en sus cestas algunas monedas. En ese instante el artista nos regala con alguna cabriola o con una serie de gestos graciosos que terminan por arrancar la sonrisa de los paseantes. Son ellos los mimos actuales. Es verdad que también en ciertos teatros muy concretos podemos encontrar espectáculos de mímica. Así a todo, para el común de los mortales los mimos son esos personajes estrafalarios que vemos cada día en nuestras ciudades. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Formas teatrales

LAS VERDADES DEL CLOWN


Los niños y las niñas se mueven por la vida con una mirada mágica que hace que todo en su mundo sea posible, mezclan la ternura con las diabladas a golpe de risa. Esa es una terapia que los mayores deberíamos recordar a diario. El género del clown, se presenta como un puente hacia el interior y de ahí al interior de todo el mundo.  Son infinitas las posibilidades educativas que pueden existir tras una nariz roja.

Vincular el trabajo del clown con adultos y la tercera edad permite llenar el cuerpo de vitalidad presentandose como un remedio infalible contra los dolóres físicos del cuerpo pero a la vez contra los dolores del alma.  A continuación se transcribe un bonito texto sobre lo que el clown significa.

El clown es y siempre debe ser AUTÉNTICO.

El clown es sincero y espontáneo.

La mirada del clown es un espejo a través del cual vemos su interior y nuestro reflejo en él. Por tanto, es transparente. Sus intenciones se ven, incluso cuando intenta engañar.

triple paya1

El Clown es apasionado, todo lo siente y lo hace con máxima intensidad.

El clown es complejo, es decir, está compuesto de multitud de elementos que conforman los múltiples rasgos de su personalidad, lo cual le confiere una gran riqueza expresiva y personal.

De entre todas las emociones que habitan en un clown, una es imprescindible: la ternura. Las emociones del clown son su plataforma de acción, es decir, detrás de cada acto hay una emoción que lo motiva. En el registro emocional de un clown, éste puede pasar de un estado a otro con la misma rapidez que lo sienta dentro de sí.

El clown no es consciente de exagerar. Si lo hace, es debido a su apasionamiento, que le hace creer en la veracidad de su exageración.

El clown tiene una buena autoestima. Cree en su inteligencia, aún cuando ésta le traicione, lo cual ocurre con bastante frecuencia.

Su relación con el exterior hace que el clown sea curioso ante el mundo que le rodea. El clown no busca problemas. Se los encuentra… constantemente.

El clown no intenta provocar la risa, tan sólo espera el cariño del público. La risa se produce como consecuencia del choque entre su espíritu y su lógica, por un lado, y los de la sociedad y los demás, por otro.

paya2El clown no pretende divertir sino divertirse. La diversión del público viene por añadidura. El Clown juega constantemente. Es su manera de explorar, de aprender, de conocer, reconocer y relacionarse. Es su forma de vivir.

El clown es persona de grandes proyectos y objetivos, pero en el camino suele encontrar pequeñas cosas que atraen su atención y se convierten en prioritarias.

El clown puede ser frágil o duro, fuerte o débil. Todo depende de su estado anímico, sus motivaciones y su soledad o compañía.

El clown no insulta, expone sus opiniones y/o emociones a través de palabras que juegan ese rol. En su boca, cualquier palabra puede cumplir ese objetivo: cantábrico, entelequia, tontornillo, raciocinio, pinacoteca, toliliputiense, etc.

El clown no transmite violencia… ni cuando agrede. El clown puede conducirse de manera cruel, siempre y cuando se produzca un efecto distanciador de dicha crueldad, para el que mira: inconsciencia al hacerlo, exageración al imaginarlo, excentricidad en la forma de realizarlo, rectificación inmediata…

En las acciones y manera de comportarse del clown, payasete florno existen tonterías. Todo lo que hace tiene una justificación, la suya. Eso convierte cualquiera de sus actos, incluso el más absurdo, en normal.

El clown permanece en constante estado de máxima sensibilidad, es decir, exento de la obligación de tener que hacer algo, y atento a cualquier percepción que le catapulte a hacer.

El clown siempre encuentra solución a cualquier problema, aunque ésta sea una solución clown. Esto es, impensable para cualquier otra persona, pero satisfactorio para él y coherente con su forma de ser.

Ser Clown significa estar Clown. Es decir, percibir, sentir, reaccionar y relacionarse desde ese estado, el estado payaso. La suma de todas las particularidades que conforman esta Poética.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Formas teatrales

Teatro físico (o la importancia de formar el cuerpo)

Nuestro cuerpo es un bien indiscutible que estamos obligados a cuidar (en el buen sentido de la palabra) ¿Entonces nos limitamos a una dieta saludable (ecológica mejor) y un par de horas de ejercicio? Personalmente creo en el placer de hacer las cosas, a mí nunca se me dio de buena gana el deporte y soy asquerosamente carnívoro. El asunto es estar contentos con nuestro cuerpo y que nuestro cuerpo sea feliz. Para tal final típico de cuento clásico recomiendo una profunda experimentación que nos permita conocer verdaderamente qué es lo que nos mantiene vivos dónde están el goce y el disfrute.
En esta extraña vida he intentado siempre habitar espacios variados y antagónicos. En uno de ellos encontré un componente que mucho pude hacer por nuestro cuerpo y por ese mantenernos vivos sin arrugas espirituales. Me refiero al TEATRO FÍSICO.
El teatro físico es un género teatral contemporáneo definido por la experimentación y constante búsqueda de un lenguaje que escape a las fisura de las palabras connotando las infinitas posibilidades expresivas del cuerpo.
El teatro físico en sí es una rama polifacética que se nutre de muy variadas disciplinas para conseguir sus propios y particulares resultados. La lucha surge en la necesidad de pasar de un cuerpo cotidiano y predecible a otro transformado y transformador.
Ya tendremos tiempo para analizar los orígenes y diferentes posibilidades de este tipo de teatro. Ahora corresponde reseñar someramente las múltiples posibilidades educativas que el teatro físico aporta.
La educación tradicional en su estricto formato (y por más que lo intente la pobre) deja la inventiva, la mente, las sensaciones y las emociones en un lugar secundario del desarrollo privilegiando a la razón (como si todo no fuera interdependiente). La importancia del sistema sensorial en nuestra vida cognitiva es indiscutible. La profunda necesidad de comunión entre el cuerpo, el razonamiento y los sentidos para un pleno desarrollo conforma un triángulo que hay que trabajar desde todas sus aristas.
El teatro físico permite la posibilidad de conjugar todas estas áreas de una manera lúdica, no competitiva, con el autodescubrimiento y la exploración a la cabeza.
En los siguientes artículos iremos descubriendo algunas estrategias y actividades que mucho pueden aportar a cualquier persona.

Luciano Murabito

Deja un comentario

Archivado bajo Formas teatrales